¡Mensaje en una BOTELLA! ¡ÁNIMO Tellxínoe y Dafne!

Publicado: junio 13, 2010 en Uncategorized

 

AVISO: “QUIEN LEA ESTE MENSAJE Y PRETENDA ENTENDER SU CONTENIDO, DEBERÁ ADENTRARSE EN EL MAR PUES SÓLO EN ÉL ENCONTRARÁ LAS RESPUESTAS.

UNA SIRENA ES LA QUE LO ESCRIBE Y CUALQUIER MORTAL QUE LO LEA QUEDARÁ ENCANTADO POR LA MAGIA QUE ENVUELVEN SUS PALABRAS.

 SI LLEGA A LAS MANOS DE OTRA SIRENA, ÉSTA ENTENDERÁ SU SIGNIFICADO SIN TENER QUE DEJAR DE NADAR HACIA SU DESTINO”

 Hoy desperté entre mis rocas, las que hasta ahora configuran mi lugar de descanso. Sobre la piedra en la que duermo cada noche encontré un objeto con el que, sin recordarlo, me debí de quedar anoche dormida.

Hace unos días llegó a mí, para el recuerdo, una foto esperada y deseada con ilusión: ¡Mi foto como psicopedagoga!

 Llevaba tiempo soñando con aquel momento…imaginé tantas veces cómo sería… lo que significaría tenerla conmigo…¡y ahora ya la tengo!

Mientras la miro no puedo evitar emocionarme, ¡son tantos recuerdos presentes en una sola imagen!

Miro a mí alrededor y mi hogar sigue estando en el mismo sitio, mis vecinos siguen siendo los mismos, pero YO cambio cada día cada vez que experimento y exploro un nuevo rincón desconocido.

La vida cambia para todos, pero todos cambiamos con el paso del tiempo: mi vecina “la manta” nada cada vez más despacio y más cerca del fondo; mi amigo el “pez globo” se hincha últimamente con más facilidad, las ariscas y prepotentes “morenas” que viven cerca de mis rocas parecen haber encontrado el amor; y el arrogante y superficial tiburón blanco de mi urbanización tiene ahora más amigos que antes…:D

Observo la foto de la orla, ¡mi ansiada foto! …Y me doy cuenta que en ella queda grabada la imagen de lo que soy ahora llegado el momento de cambiar de dirección. Mi objetivo, mi ilusión era conseguir la certificación como “licenciada en psicopedagogía”; ahora me construyo una nueva meta, un nuevo destino al que llegar y por el que no dejaré de nadar hasta alcanzarlo.

 Mi vida, y la de cualquier ser humano, es una carrera de obstáculos que debemos recorrer para lograr nuestras metas.

“Todos tenemos un mapa con las cruces que nos llevarán a nuestras conquistas, cuando llegamos al destino que marca cada cruz emprendemos el viaje hacia la siguiente. Pero en el camino dejamos y construimos historias y experiencias que nos hacen evolucionar y ser cada día algo más grande (“en términos de desarrollo”). Cada cambio que experimentamos y cómo nos desarrollamos determinan y definen nuestras decisiones, nuestras direcciones y rumbos.

Lo que conquistemos dependerá de cómo cada uno recorra su camino, pues llegar al destino no es lo que importa para conquistarlo”.

Tellxínoe y Dafne si llega a vosotras este mensaje, recuerda que VUESTRO mapa tiene una cruz en la que nos hemos encontrado: “PSICOPEDAGOGÍA” (Dafne llegó a nuestra isla a través su Máster)

Fue ese destino, al encontrarnos, el que nos hizo creer en lo que somos: “sirenas”.

No dejéis que la presión o el oleaje del océano pueda con vosotras: ¡Ánimo y seguir luchando por conseguir vuestras conquistas!

Dentro de poco compartiremos otro destino juntas: ESTAMBUL… ¡Qué ganas! ;D

¡OS ESPERO ANSIOSA EN EL ESTRECHO DEL BÓSFORO!

 OS QUIERO

PARTÉNOPE

Anuncios
comentarios
  1. Telxínoenchu dice:

    Hermana pequeña,

    Desde mi isla del destierro…

    Hoy saboreo a cada instante la liberación, de la aniquilante tierra y sus humanos de poco corazón, aquellos que deciden someter a las sirenas y otros seres marinos…a su tiranía terrenal.

    Ya percibo la humedad del agua, la salubridad de sus fondos corales, y el gozo de nadar libremente surcando nuestros mares con los amigos delfines y todo humano que ose al embrujo de las corrientes marinas.

    Esa foto, aumentará la belleza del océano, felicidades por esa lucha SIRENAl y humana.

    Nos vemos en los mares de Estambul.

    Yo también te quiero.

    Télxinoe

  2. Carmen dice:

    A nuestra doncella Parténope

    Ayer tomé una decisión sobre las presiones, el oleaje; dónde me llevan, dónde quiero ir yo ¿acaso es coincidente?… No lo es, ahora lo sé, no lo es.

    Ahora ya puedo disfrutar de la humedad, la sal y los fondos marinos sin la precaución de evitar mi propio naufragio. No se naufraga en los mares ajenos, sólo se hace en los propios y mi mar no es el que creía que era, se me ha quedado pequeño. Prefiero un océano, + distante, + profundo, probablemente + difícil pero también mucho + azul.

    Puff, me he quitado un peso de encima…

    ¿Cómo vas a llegar hasta el Bósforo? Si quieres hacemos juntas la travesía y me vas contando montones de cosas que quieras compartir y, ya llegaremos, sin prisa porque: ¿mira si al final no te gusta Estambul? (pero quizá te encante el camino hasta allí 🙂

    Dadne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s