MEDITANDO UTILIZANDO EL PRESENTE

Publicado: marzo 31, 2010 en Uncategorized

Hace miles de años surgió una experiencia natural basada en la búsqueda de respuestas efectivas ante las dificultades que le surgían al ser humano, y mediante la cual éste encontraba sus respuestas.

La experiencia se fundamentaba en el ejercicio de la “meditación”, una técnica que ha ido evolucionando a lo largo de los años, y  cuyo conocimiento dota al individuo del entendimiento y la comprensión del funcionamiento mental, permitiéndole así su control.

La meditación es un proceso profundo a través del cual el sujeto que lo practica focaliza toda su energía en aquello que desea, sacándole partido a las sensaciones, pensamientos y emociones que dicho estado le genera para dar respuesta a los desafíos y realidades a las que, bajo la condición de ser humano, debe de enfrentarse.

 Mientras estoy escribiendo este post me encuentro sola en casa, en silencio, sin apenas luz, escuchando cada palabra que llega a mi mente rozando el corazón…

Estoy muy sensible, quiero entender lo que siento, el cómo lo siento y el por qué lo hago… necesito MEDITAR o ¿ya lo estoy haciendo?

Cada día enciendo más el ordenador para reflexionar y buscar respuestas a los procesos que se generan dentro de mí, me doy cuenta de que la explicación a mis interrogantes sólo las puedo conocer yo, pero me asusta buscarlas dentro de mí. Aunque, soy consciente de que VIVO un momento en el que necesito escucharme.

 Decidí no viajar en estos días, adentrarme en la soledad y meditar a solas con mi propio YO. Deseaba hacerlo, pues mi cabeza y mi corazón me pedían un respiro.

 Pero, ¿acaso la meditación y el auto- control son los pasos que debo dar para encontrar la respuesta que me haga feliz?

En estos días de vacaciones en los que vivo conmigo misma cada momento del día me he cuestionado muchas veces si lo que siento y experimento en mi vida me hace feliz. La felicidad es un concepto tan abstracto, y al mismo tiempo tan subjetivo…que es imposible definirlo con total objetividad.

Yo diría que la FELICIDAD no está en TENER siempre lo que se quiere, sino en QUERER y DISFRUTAR siempre de lo se hace. En ese caso SÍ SOY FELIZ, pues lo que hago lo deseo hacer con todas mis fuerzas, a pesar de no tener u obtener siempre lo que quiero de ello.

 Ahora estoy pensando en qué es lo que debo hacer con lo que siento y el por qué debo hacerlo, enfrentándome una vez más a un desafío, a algo desconocido,…

 Nadie puede enseñarle el camino a nadie, nadie puede vivir el camino de alguien por él…

Sólo nos pueden guiar para que cada uno salte al vacío cuando decida hacerlo y aprenda así de su propia experiencia. Sería como tratar de explicarle a un ciego de qué color es el mar, ayudándonos de lo que nosotros percibimos y sentimos cuando lo vemos. Sin duda alguna, para conocer algo hay que experimentarlo.

Tantas horas frente al ordenador, buscando el momento de SALTAR… pero el vértigo hasta ahora me lo impide…

 Espero que la meditación me ayude a encontrar las respuestas a mis preguntas y poder así, aprovechar al máximo EL SALTO.

 PATRICIA

Anuncios
comentarios
  1. Alejandro dice:

    Hola

    Ya veo que no soy el único que aprovecha estas vacaciones para estar solo y en silencio ; )

    La felicidad no es que sea algo abstracto, es una estructura emergente, no depende de elementos concretos que podamos definir o digitalizar (como tener una que tengamos todo eso y no seamos felices. Y puede que no tengamos nada de eso y seamos felices. Autores como Erich Fromm escribieron sobre esto hace tiempo, por ejemplo en el libro “Ser o Tener” (creo que era el título).

    El problema de la felicidad, tal y como se plantea normalmente, es que es un sustantivo. Técnicamente es un buen ejemplo de nominalización: el proceso de ser feliz queda paralizado, sustantivizado, parece una cosa, y por lo tanto se puede tener o no, perder o no, ganar o no. Si lo viéramos como un proceso la cosa cambia, entonces es más dinámico y es normal que fluctúe. Entonces conceptos como estar en una dirección para ser felices cobran más sentidos. Y pequeñas cosas pueden ser evidencia no de ser felices sino de estar en la dirección de serlo, lo que no deja de ser un ejemplo de ser feliz. Es la manida metáfora de que lo importante no es llegar al destino sino el viaje, que no deja de ser una descripción metafórica de este proceso. En la DBM John McWhirter lo desarrolló con la idea de los desenlaces emergentes (estructuras diferenciales más que meramente abstractas). Es diferencial en cuanto que notas cuando estás en esa dirección o cuando no, o cuando notas que ya no estás (algo más común). Cuando todo va bien es difícil notar, es más fácil notar las diferencias desagradables o incómodas.

    Todo esto no dejaría de ser una habilidad interesante para desarrollar, ¿no? Desde luego implica tener en cuenta la complejidad de la experiencia que subyace, más que sólo la idea abstracta de una experiencia.

    Un saludo y feliz descanso meditativo

    Alejandro

  2. Patricia dice:

    ¡Hola Alejandro! Aquí estoy de nuevo…
    Gracias por tus sabias palabras, me ayudan a pensar más y mejor en estos momentos.

    Quizás sea mi miedo al fracaso el que me hace sustantivar la felicidad. Aunque el fracaso realmente no existe, pues surge de la opinión que alguien tiene sobre cómo se deberían hacer ciertas cosas. El no triunfar en algo que trato de hacer no implica mi fracaso como persona. Se trata simplemente de no haber logrado el éxito en esa tarea específica y en ese momento presente. Por lo tanto, para caminar construyendo nuestra felicidad, debemos convencernos de que no hay ningún acto que deba hacerse de una manera específica para alcanzar el éxito, aunque según el criterio de otras personas sí que lo haya.

    Esto último, es lo que nos dota de “seguridad personal” ante la acción de elegir el camino a seguir.

    Albert Einstein, un hombre que dedicó su vida a la exploración de lo desconocido, en un artículo llamado “Lo que yo creo” dijo:

    “La experiencia más hermosa es la de lo misterioso. Esa es la verdadera fuente de todo arte y toda ciencia”

    En mi opinión, le faltó añadir que es también la fuente de todo crecimiento.

    Quizás, el problema de que la felicidad sea sustantivada, (es decir, se valore en calidad de sustantivo y no de proceso) puede estar relacionado con la identificación que las personas hacen de lo desconocido con el peligro. Digo esto, porque hay personas que piensan que el propósito de la vida es ir siempre a lo seguro y saber siempre a dónde van. De esta manera les es más fácil valorar lo que tienen o no tienen, analizando su significado para atribuirse el adjetivo “felices o infelices” según les resulte dicha valoración.

    Pero…puedo no tener miedo a fracasar porque sé que no tengo que justificar ante nadie mi forma de actuar y no espero un determinado resultado de mi conducta, pues soy consciente de que no hay una única posibilidad de respuesta ante algo. Aunque, admito que sí siento la necesidad de asegurarme el hecho de que, decida lo que decida, avance.

    Mirando mi felicidad como un proceso, mi inseguridad de no llegar a ningún lugar queda reducida pues…LO QUE IMPORTA NO ES EL LUGAR AL QUE LLEGUE, SINO EL CAMINO QUE RECORRA INTENTANDO LLEGAR.

    Un besote
    PATRICIA

  3. Paloma dice:

    Patricia

    Parece que ésto de pensar es adictivo, no puede dejar de hacerse.

    Metida en tus procesos de meditación sólo quería sumarme contigo en esas dudas. Ciertamente hay tantas opciones que como comentas a Carmenchu, a veces hay que dar saltos al vacio.
    Así se va construyendo una historia propia, personal…especial. Aunque siguieramos los pasos que otros anduvieron con gloria eso no sería garante de nuestra victoria.

    Bueno, mis hijos me reclaman.

    Muchos besos
    Paloma

  4. Alejandro dice:

    Hola

    Acabo de colgar un vídeo en mi blog, échale un vistazo porque te interesará. En parte lo he colgado por ti y esto que has escrito. Además de una “casualidad” que tuve anteayer curioseando en mi librería favorita de Madrid. Pongo entre comillas casualidad para conectarlo con la idea jungiana de “sincronía” ja… una historia que tengo con una amiga psicóloga de Valencia.

    Ah… es importante lograr cosas, y si no lo logramos, aprender por qué no lo logramos. Desde luego es importante también separar nuestra identidad de las cosas que logramos o no logramos. Eso es fuente de ansiedad e infelicidad para mucha gente y es bastante sutil. No confundir quién eres con lo que haces o dejas de hacer, al igual que no confundir quién eres con lo que tienes o dejas de tener. Lo que somos va más allá.

    Eso no quita que comprendamos cómo hacer mejor ciertas cosas para lograr cosas.

    Échale un vistazo al vídeo a ver qué te parece. Te lo dedico

    Un saludo

    Alejandro

  5. Patricia dice:

    ¡Hola Alejandro! ¡Vaya vacaciones más reflexivas que estoy teniendo!
    Muchas gracias por haber colgado el video de Mindfulness en tu blog, me ha resultado muy interesante (aunque también entretenido por el esfuerzo de que me ha supuesto el descodificar su contenido en ciertas partes, jejeje).

    La meditación, tal y como dice en el video Philippe Goldin, conlleva cambios en los procesos mentales que se ven influidos, a su vez, por:
    – La atención que el sujeto presta a la regulación de sus emociones
    – Los cambios en las concepciones del sujeto a partir de su propia experiencia
    – La sincronía neuronal de los sistemas de pensamiento (esto yo lo entiendo bajo la idea de que diferentes neuronas de distintas zonas cerebrales, se activan al mismo tiempo para producir los pensamientos pertinentes a dicha activación)

    Este video me ha ayudado a preguntarme ¿cómo es la atención que estoy prestando en este momento presente a mis emociones? ¿Manejo conscientemente todos los componentes de la atención que las brindo? Por ahora, no puedo contestar a esas preguntas estando segura de la respuesta, pues no me he puesto a meditar ni a pensar sobre ellas.

    No podemos tener un sentimiento (emoción) sin antes haber experimentado un pensamiento, pues todas nuestras sensaciones nos llegan precedidas por un pensamiento. Además, sin la función del cerebro no podríamos experimentar sensaciones, pues si existiesen cierto tipo de lesiones cerebrales, las sensaciones de los sujetos que las poseen, quedarían perturbadas y/o anuladas.

    Por lo tanto, cada uno es responsable de pensar sobre lo que le ocurre. Cada uno tiene el poder y la responsabilidad de controlar sus pensamientos, y con ello, de controlar sus emociones. Nosotros somos los que gestionamos el valor que le damos a las cosas, y los que atribuimos una sensación a lo que tenemos en función del valor que nosotros le damos. Pero, ¡podemos aprender a pensar de manera diferente si nos lo proponemos!

    La motivación que yo emplearía para adentrarme en el desafío de cambiar mi forma de pensar con el propósito de llegar a controlar mis emociones, sería una motivación de “crecimiento y desarrollo”. Cuando decidimos quedarnos inmovilizados o experimentar emociones dolorosas (me refiero a ejemplos como el de hablar en público que presenta Philippe en el video), hacemos una elección de anticrecimiento. Uno de los elementos fundamentales que potencian el crecimiento personal es: el dominio de uno mismo en todos los momentos presentes de su vida.

    Cambiar nuestra manera de pensar, o de sentir, o de vivir, es posible pero… NUNCA es fácil.

    Para demostrar el carácter de proceso que tiene “el desarrollo del uso de la consciencia en nuestros pensamientos” pondré un ejemplo: si nos dijeran, a punta de pistola.que dentro de un año correremos una milla en cuatro minutos (algo muy difícil, la verdad, jeje) y que si no lo logramos nos fusilarán, seguro que nos dedicaríamos en cuerpo y alma a entrenarnos para lograr nuestro objetivo hasta que llegara el momento de actuar.

    Con este ejemplo quiero evidenciar el hecho de que “nadie pretendería cambiar nuestro cuerpo de un día para otro para ser capaces de lograr tal objetivo, así como nadie pretende que nuestras mentes y su control sufran un cambio repentino”.
    El ejercicio y la práctica es lo que nos dota de conocimiento, seguridad y control sobre algo, haciéndonos más capaces de responder con responsabilidad a la adversidad y al cambio al que nos adaptamos.

    Meditar es absorber todo lo que nos brinda el momento presente en el que vivimos, desconectándonos del pasado (pues ya no existe) y del futuro (que será “momento presente” más adelante) sin olvidarnos de quiénes somos (como decías, NUESTRA IDENTIDAD). Pues nuestra identidad será la que intervenga en la atribución de significados, somos nosotros los que valoramos lo nuevo en función a nuestras expectativas y experiencias vividas, los que sentimos en función de lo que pensamos y cómo lo hacemos….

    No olvidemos que somos los únicos responsables de escoger LO QUE EL MUNDO ES PARA NOSOTROS

    Un besote y ¡gracias por hacerme un regalo como el del video!

    PATRICIA

  6. Patricia dice:

    Hola Paloma!! La verdad es que llevo unos días en los que no dejo de pensar… de sentir… de reflexionar.

    ¡Que ilusión sentir tus palabras! ¡Sabes que tu sabiduría y ternura tiene un gran valor para mí! Somos mucho más que PAPALIMA!! Ches,ches ches!! jeje.

    Aquí estoy concentrada en seguir construyendo mi historia de la manera más especial, consciente y mía posible…

    Un besote para tus hijos y para tí, guapísima!

  7. Carmenchu dice:

    Hola Patri:

    Felicidades por esto que has escrito , y esa busqueda de equlibrio que susyace en todas estas palabras..

    Deseo contestarte con un libro mío de cabecera que hace honor al título de tu post:

    ” Nuevas meditaciones para cada día” Amy E.Dean.
    (Es un diarío, sirve para cada día, del mes., )

    Dice así:

    No conozco otra fuerza tan devastadora como la fuerza del ” no puedo”. Dentro de su significado se hallan las raices de la impotencia. Dentro de sus vulgares siete letras se halla la destrucción de vidas, de vidas no vividas .

    Algunas palabras pueden debilitar sus fuerzas ,imponer limitaciones o crear presiones “no puedo””pero” “debería” “siempre””nunca”. Sustituirlas por “puedo” “a veces” “ocasionalmente”..

    La alegría entra en la habitación.Se instala provisonalmente en el alféizar de la ventana, esperando para ver si es bienvenida..

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s