EL DÍA DEL CONCIERTO DE GOSPEL

Publicado: marzo 21, 2010 en Uncategorized

Quisiera compartir con vosotros/as lo especial de este día para mí. Mientras recorría las horas del día pensaba en cómo podía transmitir lo que sentía y experimentaba en cada momento del día, dentro y fuera del concierto.

La MÚSICA

Cada instante lo hace diferente

Quien la conoce sabe que no miente,

Lo que enseña y evoca se siente

Y con ella las emociones nos invaden siempre

 

Nací entre sus notas y con ellas vivo

Cada día más la respeto y la admiro,

Pues me hace conocer mi mundo

Del modo más fantástico y profundo.

 

Si naciera de nuevo viviría una nueva aventura

Pero volvería a vivirla siendo ella mi cordura.

 

La “música” se lleva dentro con sentimiento

Se comparte, se vive y aleja el sufrimiento

Pone voz a cada momento,

Y deja su huella en el viento.

                                               (Patricia)

 

¡Qué bello es poder compartir ilusiones y momentos con personas especiales!. Conocer un poco más de ellas fuera del contexto en el que siempre nos relacionamos. Sentir cosas diferentes y semejantes recibiendo un estímulo en un mismo instante y en un mismo lugar, siendo además, ese estímulo común: la música (con el significado y valor que ésta tiene tiene para mí)

 Estuve muy emocionada durante todo el día, nerviosa por ver a todas las personas a las que había animado a ir al concierto, por contarlas todo lo que había leído sobre los solistas y formaciones que interpretaban ese día sus canciones, por reunirlas a todas para conversar sobre lo que nos unía en ese lugar, por vivir una experiencia como ESA con ELLAS.

Durante toda la semana generé muchas expectativas pero también muchos miedos. Quería vivir esa  experiencia con un montón de gente, esperaba poder tener la oportunidad de compartirla con el mayor número de personas especiales de la universidad, pero no sabía si alguna de ellas estaría interesada en hacerlo o si iban a poder complacerme por circunstancias ajenas al querer. A lo largo de la semana algunas de ellas fueron expresando su interés por asistir, lo que me activó con ilusión a contactar con una de las chicas que estaría el día del concierto en el taller.

Sandra, amiga y miembro del taller de Gospel, me proporcionó información sobre el evento: videos de otros años, la organización del concierto, el precio de las entradas,… La que usé para informarles a mis compañeras/os sobre la calidad del evento.

¡Sandra MUCHÍSIMAS GRACIAS POR TODO!

 Todo iba sobre ruedas, ¡Íbamos a ir un montón de personas especiales al concierto! Pero…los miedos seguían dentro de mí: ¿Llegarán todos puntuales?, ¿podrán asistir todas las personas por las que reservé entrada?, ¿les gustará a todos el concierto? ¿Podré darles la sorpresa de conocer a Gary Samuels en persona?, ¿Significará el encuentro para mis compañeras/as  lo mismo que para mí? ¿Me perderé con el coche por Madrid intentando llegar al auditorio? (jejeje, este último miedo casi se cumple, ¿verdad Lola?).

 ¡El concierto fue, sin duda, una experiencia inolvidable chic@S! bailamos, conectamos, reímos, sentimos e incluso nos emocionamos JUNTOS.

Sentí que todas las personas de la universidad que estuvieron a mi lado “el día del concierto de Gospel” estaban más dentro de mí.

Compartir contextos es para mí sinónimo de “relaciones más estrechas, más significativas”. ¡GRACIAS A TODOS POR HACERLO POSIBLE!.  Me encantó ser testigo a vuestro lado de TODO lo que ayer VÍ, OÍ, SENTÍ Y VIVÍ.

¡GRACIAS!

 Si os preguntáis por qué digo que los que me acompañaron son “especiales”, os respondo con el adjetivo: “únicos”.

 “¿Pero, quién no es único, particular?”. Todos somos diferentes, por eso todos somos “ESPECIALES”.

Esther, Jorge, Lidia, Marta, Paloma y Lola:

“GRACIAS POR HACER DEL DÍA DEL CONCIERTO DE GOSPEL UN DÍA TAN ESPECIAL.”

y gracias a los que intentasteis ir pero el No Poder os lo impidió

Anuncios
comentarios
  1. Alejandro dice:

    Hola

    Gracias por poner las fotos, qué lástima no haber podido ir esta ocasión. Seguro que habrá más. En fin, me conformaré con este post.

    Un saludo

    Alejandro

  2. Lola dice:

    Hola Patricia,

    gracias por invitarnos a compartir esta experiencia.

    ¿Sabes? creo que fue una tarde especial porque tú nos la hiciste especial.

    Ah! Procura que la próxima vez funcione el GPS 🙂

    Un beso muy fuerte,

    Lola

  3. Esther dice:

    Hola Patricia y hola a todos.

    Gracias a ti por hacer de este día algo especial, gracias por ser amalgama de los que allí estábamos presentes, gracias por tu entusiasmo contagioso.

    Personalmente disfruté mucho más viéndote como una niña que espera con impaciencia los regalos de reyes (como dice Lola) que con el concierto musicalmente hablando. Sí valoro la calidad vocal pero el estilo, y sobre todo la temática, no conectó conmigo. Pero me divertí muchísimo con vuestra compañía, nos acercamos más de lo que estábamos en clase y hubo mucho afecto entre los asistentes.

    Para el próximo evento, gospel o lo que se tercie, seguro que se une más gente y hacemos gala del grupo tan maravilloso en el que me encuentro este año.

    Qué pena acabar psicopedagogía por esto, entre otros aspectos.

    Nuevamente gracias, Patricia, por impregnar de tu magia todo cuanto acaricias 😉

    Un besazo enorme.

  4. Paloma dice:

    Patricia, gracias por las molestias.

    Hemos compartido el “antes”, el “durante” y seguimos compartiendo el “después” a través de este post.

    Del “durante” destaco dos momentos:

    1. Cuando estabas hablando por teléfono y recogiste al chico que te pregunto y se vino con nosotras ( ¡que valor!)

    2. El momento baile coreográfico gospeliano con tintes aeróbicos jajajaja

    Podría destacar también “la cena de las patatas” pero la guardo como recurso de menús en casa 😉

    Ha sido un placer.

    Paloma

  5. Carmenchu dice:

    Hola Patricia:

    Me hubiera encantado compartirlo, pero tenía obligaciones devocionales para mi familia y para mi misma.

    He viajado y asistido gracias a vuestras vivencias del post.

    Una de mis últimas ilusiones respecto a cantar, era el gospel, en relación a la polifonía. Ya no soporto la seriedad, de los coros, más tradicionales.Tengo dos cuñadas que lo hacen y hablan mararavillas, de la experiencia…LO PROBARÉ ALGÚN DÍA…¡SEGURO¡..

    Debe cargar las pilas tanto, como cantar gregoriano..Es la misma esencia…Así que me hago a la idea…SUBIDONES…

    El próximo tuyo , yo no me lo pierdo…

    1 abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s